Es un hecho: el preservativo es un método eficaz para evitar embarazos no deseados, pero su efecto barrera va mucho más allá. El sexo no sólo debe ser placentero, sino también saludable.

La falta de protección y el uso negligente del preservativo son algunos de los factores que contribuyen a la propagación de las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Los datos del Instituto Robert Koch indican que en 2020 se infectaron con el virus VIH unas 2.000 personas en Alemania.

¿Tiene fecha de caducidad el preservativo? Si utilizo dos preservativos, ¿se duplica la protección? ¿Debo utilizar un preservativo durante el sexo oral? ¿Tengo que usar preservativo durante la menstruación? Existen innumerables mitos y verdades sobre los preservativos, y es hora de disiparlos todos. El mayor mito de todos es que los preservativos son aburridos. De hecho, los distintos preservativos que existen en el mercado, con sus diferentes texturas, sabores, colores y grosores, pueden ayudar a darle un toque picante a tu relación.

El preservativo es la mejor forma de protección contra las infecciones de transmisión sexual durante las relaciones sexuales. Además, el preservativo también es muy eficaz en la prevención de embarazos no deseados sin alterar el ciclo menstrual y sin el uso de hormonas. Conozca los mitos y verdades sobre esta importante herramienta para su salud.

No es necesario usar preservativo durante el sexo oral

Mito: ITS como el VPH, la hepatitis B y C, la clamidia y la gonorrea pueden transmitirse a través del sexo oral sin protección. Además, la transmisión del VIH a través del sexo oral es difícil pero no imposible. Las lesiones en la mucosa oral pueden favorecer la infección, por lo que el uso de preservativos es esencial.

Los preservativos tienen caducidad

Verdad: Como cualquier otro producto, los preservativos se deterioran con el tiempo. Si no están en las mejores condiciones, pierden su eficacia y se rompen con más facilidad. Además de respetar la fecha de caducidad indicada en el envase, debes tomar algunas precauciones a la hora de guardar estos productos. Los preservativos deben guardarse en un lugar seco y no expuestos al sol. Evite doblarlos, aplastarlos o guardarlos en la cartera, el bolsillo o el bolso durante muchos días.

La protección es mayor cuando se utilizan dos preservativos

Mito: Utilizar dos preservativos uno encima del otro crea más fricción, lo que puede hacer que uno o ambos preservativos se rompan más fácilmente, reduciendo la protección. En resumen, no lo hagas bajo ningún concepto.

Tienes menos placer porque utilizas preservativo

Mito: Este mito está muy extendido, sobre todo entre los hombres. Hay preservativos de distintos tamaños, grosores e incluso texturas, para que cada uno encuentre el que mejor le va. ¿Y por qué no hacer que la colocación del preservativo forme parte de los preliminares para que no resulte aburrido? Los colores, sabores y formas de los preservativos pueden hacer que una relación con preservativo sea más atractiva e incluso más divertida. Depende de cada persona encontrar el que más le convenga, en función de sus necesidades y estilo.

La vaselina es un buen lubricante

Mito: Los preservativos ya están lubricados, pero si se necesita una lubricación adicional, no debe ser a base de aceite o vaselina, ya que las sustancias aceitosas y sus componentes dañan el látex, lo que puede hacer que el preservativo se rompa o comprometer su función de barrera. Por lo tanto, puedes utilizar lubricantes, pero deben ser a base de agua.

Los preservativos suelen romperse

Mito: Cuanto más cuidadosamente utilices el preservativo, menor será el riesgo de que se rompa. Hay que evitar abrir los paquetes o tirar del preservativo sobre el pene con las uñas o los dientes. Desenrolle con cuidado el preservativo sobre el pene erecto, apretando la punta para evitar que se acumule aire en el depósito. Si el preservativo no se desliza, se ha colocado al revés y debe desecharse y sustituirse por otro. También es importante cambiar el preservativo en las relaciones más largas, de más de 30 minutos. Si se siguen estas precauciones, es poco probable que el preservativo se rompa.

Hay que utilizar preservativo durante la menstruación

Verdad: Durante la menstruación, la probabilidad de quedarse embarazada es menor para las que tienen un ciclo regular, pero existe el riesgo de una ovulación inesperada. Además, durante la menstruación hay sangre en el útero, lo que favorece aún más la proliferación de microorganismos causantes de enfermedades de transmisión sexual.

El tamaño no importa

Verdad: Las pruebas demuestran que un preservativo puede hincharse hasta alcanzar el tamaño de una pelota de baloncesto sin reventar. En otras palabras, nada de eso de "el preservativo me hace daño". Si alguna vez oyes esta historia, ignórala porque no es cierta. Además, los preservativos vienen en diferentes tamaños, así que no hay excusa para no usarlos.

Es el único método anticonceptivo que también protege contra las ITS

Verdad: Si no quieres ser célibe, el preservativo es la mejor forma de evitar enfermedades y embarazos al mismo tiempo. Los preservativos no sólo evitan los embarazos no deseados, sino que también protegen contra una serie de enfermedades de transmisión sexual. A diferencia de otros métodos anticonceptivos que sólo son eficaces en caso de embarazo, como la píldora anticonceptiva.

Los productos con sabores, texturas o colores diferentes no son tan eficaces

Mito: Características como la textura, el sabor o el color no influyen en la eficacia de un preservativo. Lo más importante a la hora de comprar es elegir marcas fiables y asegurarse de que la calidad del producto ha sido certificada por los organismos de control pertinentes. Hoy en día hay tantas opciones en las farmacias que ya no hay excusa.

En efecto, los preservativos pueden aportar más placer a tu relación, porque el sexo seguro y sin preocupaciones libera tu mente para pensar sólo en una cosa. Y no olvides un punto importante: el anillo debe estar bien colocado, porque es el que impide que el preservativo se salga. No lo olvides.

Semana de embarazo

En este sitio web, el autor proporciona en línea de forma gratuita cálculos, fórmulas y cálculos de muestra con explicaciones sencillas.